sábado, 1 de abril de 2017

Carta a SS.MM los Reyes Magos

   Queridos SS.MM. Reyes Magos:


   Les parecerá inusual que a principios del mes de Abril les envíe una carta, y es por ello que quiero pedirles perdón, ya que se que están  en su periodo de descanso y los voy a molestar, pero a continuación les indico el motivo y espero sepan entenderlo.

   Este año cuando recibí los regalos que me trajeron el día 6 de enero, a parte de alguno más, recibí esta cajita, que a continuación les pongo foto para que la recuerden, ya que con tanto regalo de esos días lo mismo no se acuerdan:

    Espero haberles refrescado la memoria. Pues si, era una cajita que contenía un sobre con dinero para que me inscribiera en la Maratón de Amsterdam y viajara hasta la ciudad Holandesa en el puente del Pilar, en Octubre, ya que la maratón de dicha ciudad se celebra el próximo 15 del decimo mes del año. El regalo me encantó y me hacía mucha ilusión haberlo recibido, y se que como me conocéis muy bien y me encanta correr y viajar, por eso me lo trajeron, incluso se que me lo hicieron ya que muchos amigos del Club Maratón Badajoz ya están inscritos y viajarán para correr las calles de la ciudad de los tulipanes.

    Pero ha surgido una nueva "Maratón" y un nuevo reto, que a día de hoy me hace mucha más ilusión y como yo se que sois muy comprensivos, espero no os lo toméis a mal, pero este año no podré asistir a Amsterdam. Os prometo que ese dinero y el regalo lo guardo para otro año, y os garantizo que iré y correré lo 42km y por su puesto los últimos 195mtrs de la mítica distancia.

   Yo se de sobra que vosotros lo sabéis y lo veis todo desde el cielo, pero como también se que estáis en periodo vacacional, lo mismo no os habéis enterado y es por ello que os cuento mi nuevo reto,  mejor dicho, nuestro nuevo reto, ya que tanto a Zsuzsi como a mi nos hace mucha ilusión, y queremos que lo sepáis. Pues este nuevo objetivo no es otro que para esa fecha precisamente de mediados de Octubre, tanto Zsuzsi como yo, tenemos que estar preparados y muy requetepreparados ya que una larga y bonita distancia nos deparará, sobre todo a ella, eso si, esta no será en asfalto, ni en las montañas, ni en pista, pero si que será mucho más satisfactoria que las que acostumbramos a correr, y aunque la preparación será larga, esperamos como siempre levantar los brazos al cruzar la meta de lo contentos que estaremos. Pues si, es entre el 6 y el 11 de octubre cuando nos han puesto fecha prevista aproximada para  este nuevo evento en nuestras vidas. Si Dios quiere y todo sale bien, lo mismo para ese futuro viaje a Amsterdan en años venideros, tendremos que incluir un billete más de avión y quien sabe si alguna inscripción para las carreras infantiles. Así que para el próximo año 2018, no se sorprendan si ven por nuestra casa una zapatilla Asics muy pequeñita esperando también el regalo de ustedes.

P.D. Se que mi Abuela estará por ahí muy cerca de vosotros en el cielo, no se les olvide decírselo.


Paco






martes, 28 de marzo de 2017

Fin de semana por Tierras Lusas, Elvas y Monsaraz

Dos semanas después de la Maratón de Badajoz, las piernas volvían a estar más o menos ya recuperadas y aunque con muy pocos entrenos y todos bastante suaves, finalmente decido de apuntarme a los 10 km de Elvas Rui Nabeiro, y  como en el mes de enero/febrero me apunté a otro Trail en Portugal también de Monsaraz de 22 km, el fin de semana se presentaba movidito. El tiempo indicaba que no iba a estar por la labor de acompañarnos, ya que ponía frío agua y viento, pero nos liamos la manta en la cabeza y a  las tierras lusas que nos fuimos a pasar el fin de semana.

Los 10km de Elvas, ultimamente se me daban bastante bien y a pesar de no estar muy ligero después de la maratón intentaría hacer una buena marca. Ya en el primer kilómetro, que es en bajada y siempre muy rápido, vi que las piernas no iban como tenían que ir y aunque marque un primer kilómetro en 3:05, no iba cómodo. Me coloco en un grupo de unos 6 corredores, pero sobre el kilómetro 2 veo que no es mi grupo que van un puntito por encima de mis posibilidades y me dejó ir. Sigo sin correr fácil y un poco forzado. En km 4 me sitúo junto a los portugueses,  Fernando Mato y a Tiago Valério con los que empiezo a ir cómodo, pero no era mi día de correr bien 10 km. En las bajadas me iba un poco pero pronto me recuperaban en la distancia y la mente no iba muy fuerte. Y ya a partir del kilómetro 8-9 me adelantan y prefiero no seguirles porque no voy corriendo cómodo y prefiero reservar un poco para el día siguiente para el Trail de Monsaraz. Bajo un poco el ritmo e intento controlar a mis perseguidores ya que siendo de mí misma categoría intento no me den al cáncer. El final con un crono de 34 minutos 13 segundos bastante lejos de la marca conseguida el año pasado, de 33 minutos 19 segundos. Aún así este año quedaba el 12 de la general y el segundo de veteranos II.

Una vez concluida esta prueba cogía la furgoneta y me iba hacia Monsaraz, aparcandola al lado de la salida y meta donde pasaría la noche. Aún con el cambio de hora y la zona horaria portuguesa me despertabas poco pasadas las 6 de la mañana con el tránsito de coches de los organizadores, y alguna que otra escusada que miraba dentro de la furgoneta a ver quién estaba allí y un buen susto que se llevo cuando le abrí la puerta.
Salida
La zona no presentaba a priori cierta dificultad pero si el perfil de la carrera con más de 1000 metros de desnivel positivo. Una salida no muy rápida subiendo por calzada de piedras resbaladizas que llegaba a Monsaraz, nos colocaban pronto a los más de 500 participantes en el Trail de 22 km en una larga fila de corredores. Me pongo en cabeza rápido y seguidamente bajamos de nuevo y tenemos 2-3 km de llano por caminos un poco embarrados en los que tengo un correo fácil y me distancio unos metros del grupo.
km1
Llega una nueva subida hacia el pueblo y pronto veo que mi compañero Ángel me sigue de cerca segundo, me dejó ir un poco, lo espero y entramos juntos en el castillo donde la organización nos permitió dar una vuelta bastante bonita por aquel conjunto arquitectónico medieval (digo yo que sería medieval ). En el kilómetro 6 una bajada bastante técnica en la cual dejo pasar a Ángel primero, porque yo prefiero no arriesgar en las bajadas y mucho menos con las piedras mojadas, aún así tuve un traspié en el cual me golpee la rodilla con un fuerte traumatismo, pero que como ya iba inmunizado no sentía el dolor.En esta carrera además no iba muy motivado para correr...algo me faltaba igual que el día anterior, El amigo Ángel titubea en un cruce y se confunde y gira para dónde eran los 10 km, tras una leve discusión le indicó y lo convenzo de que va por mal camino y no muy convencido se viene por el correcto. De nuevo lo dejo pasar ya que el prefiere ir más rápido en las bajadas y yo no arriesgar mucho. Me saca unos 100 metros de ventaja pero a eso ya del kilómetro 8-9 es una zona de más fácil correr a pesar de las constantes subidas y bajadas y me empiezo a encontrar bastante bien. Impongo un ritmo fuerte y poco a poco lo voy dejando atrás. En el segundo avituallamiento después de la subida del kilómetro 12, le saco unos 100 mt. A partir de ahí es una zona de nuevo corrible con una bajada muy pronunciada y vertiginosa..
km14
Ya en el kilómetro 14 donde empezamos a volver a subir un cortafuegos me distancio de Ángel y a partir de ahí lo dejo de ver, y me intento motivar y tener pensamientos positivos... pero algo me falta. Es después de la bajada del kilómetro 16 donde nos entramos, para mí, en la zona más bonita del recorrido, fueron casi un kilómetro o kilómetro y medio muy técnico de bajadas, subidas, piedras, resbalones, ramas...una zona espectacular parecía un cuento. En esa zona aminoro muchísimo el ritmo ya que no soy bastante malo en zonas técnicas y muy patoso, y eran esta zona donde pensaba que Ángel me volvería a dar alcance pero no fue así. Seguidamente viene un cortafuegos espectacular sobre el kilómetro 18 en el cual no divisó a nadie detrás mía en una distancia de más de 3 minutos, lo cual me da garantías para aminorar más el ritmo e ir hasta meta mucho más tranquilo.
Volvemos a bajar y empiezo a tener otra vez con un correr fluido y cómodo y llegado al kilómetro 20 donde cruzamos la carretera con un zig zag de nuevo una subida al pueblo de calzada empedrada, no divisó a nadie detrás mía, lo cual me hacía indicar que la diferencia era aún mayor. En esta zona se me complica un poco lo del correr ya que empiezo a dar alcance a lo que es la caminata y en el camino estrecho me es muchas veces muy dificultoso poder adelantar a grupos numerosos de senderistas. De nuevo llegamos a Monsaraz, recorremos sus calles con una bajada que nos da pie a la última subida del kilómetro 20, donde de nuevo los senderistas en fila de  uno se amontonan para subir aquella cuesta empinada de última hora, dónde me tengo que poner a andar con ellos e incluso reírme, ya que al final de la cuesta había una buena señora que con las manos en el suelo y con su gran trasero hacia atrás que sobresalía por ambos lados de la vereda por donde teníamos que subir corriendo y nadie podía pasar. Le era casi imposible acabar la cuestecita, entre las compañeras la ayudaban a subir pero aquello parecía tarea imposible. Entre como pude y no pude la salte y las esquivé y encare el último kilómetro hacia meta. Mi sorpresa fue al llegar a la recta final y ver a mi compañero y amigo Ángel ya allí.
Cuando llego a meta me indican de que soy segundo, pero pronto ángel se acercó y aclaro el tema de que él se había confundido y había hecho algunos kilómetros menos, por lo que una vez todo aclarado se corrige la clasificación quedando yo primero de la general y el después de una sanción de 20 minutos lo sitúan  segundo, cosa que influyó a la postre para la clasificación por equipos ya que conseguimos también el primer puesto junto con tod@los amig@s de Trail¬Running La Parra. Una carrera bastante espectacular y bonita, con un recorrido muy currado, la cual me salió mejor de lo esperado al no ir muy allá.